PORTUGAL, EL PARAISO VECINO

PORTUGAL, EL PARAISO VECINO

Grupo Albatros en Portugal

Grupo Albatros en Portugal

Rutas chulas, chulísimas, son las que hemos hecho en grupo por Portugal.

Tenía muchas ganas de hacer este post y poder enseñarte un poquito de ese paraíso que tenemos tan cerquita. Portugal es un país maravilloso, del cual no te cansas de descubrir ciudades fantásticas y recorridos por lugares preciosos. Desde su encantadora capital con sus subidas y bajadas hasta las paradisíacas playas de su costa. Un itinerario con las mejores cosas que ver en el país luso, que te llevará a través de sensaciones y a dejarte con ganas de más.

Así que hoy te hablaré de las rutas por Portugal que hemos hecho. Más adelante haré otro post del sur del país, El Algarve, otro paraíso para las vacaciones.

OPORTO, la bonita ciudad donde el Duero se relaja

OPORTO, la bonita ciudad donde el Duero se relaja

Tengo que admitir que Oporto es de las ciudades más bonitas de Portugal. Donde el río Duero se convierte en mar, se despliega Oporto, desde las colinas hasta sus orillas. Río y ciudad forman uno de los paisajes más hermosos del norte de Portugal. Oporto está sacada de un cuento infantil. Muchas casas de piedra con tejados rojos y fachadas de colores se juntan, dando lugar a una de las ciudades más bonitas de la costa atlántica.

Los colores de sus casas, las iglesias, como la de Sao Ildefonso, los azulejos azules de sus fachadas…Un lugar ideal para cualquier aficionado a la fotografía, sobre todo desde la zona de Vila Nova de Gaia.

Es una ciudad con mucho encanto y fácil de recorrer a pie, sin prisas. Caminando por la Ribeira a orillas del río Duero, llegas a la primera visita obligada, la hermosa Plaza de la Libertad. Esta plaza es el centro y divide la parte antigua de la ciudad de la moderna. Allí se encuentra la bonita Catedral de la Sé, del siglo XVIII. Desde ella empieza la Avenida de los Aliados, repleta de edificios de estilo modernista, donde destaca el imponente edificio del Ayuntamiento. Muy cerca se encuentra el histórico Café Majestic, lugar que emana una atmósfera de elegancia  y lujo de la Belle Époque de los años 20. 

Visitar la bonita Estación de San Bento es imprescindible. Sus paredes interiores están decoradas con más de 20.000 azulejos, donde se narra la historia de Portugal. Está considerada una de las más bonitas del mundo. 

Y si eres un amante del vino, no puedes irte sin probar un buen vino de Oporto. Junto a la orilla del Duero, en Vilanova de Gaia, hay numerosas bodegas. Cualquiera de ellas es buena opción para conocer la historia de este delicioso vino portugués y por supuesto, probarlo. 

Oporto, viajar a Portugal

Oporto, viajar a Portugal

También hemos llevado a nuestros grupos al Faro de Felgueiras, en la zona de Foz do Douro, uno de tantos faros bonitos que puedes encontrar en Portugal. Aquí podrás ver cómo se mezclan el agua salada del mar con la dulce del Duero. Es un faro en desuso pero con mucho encanto. Ver un atardecer desde este lugar es una de las cosas imprescindibles que hacer en Oporto.

Otro icono es el Puente de Don Luis, inaugurado en 1886. Une Oporto con la zona de Vila Nova de Gaia. Se puede cruzar dando un agradable paseo y llegar al otro lado del río, para contemplar vistas inigualables de las casas de la ribera. 

Un detenido recorrido por las calles adoquinadas de Oporto, descubre comercios y mercados centenarios. También descubre una ciudad de arte, con sus magníficas galerías que se alinean en la Rua Miguel Bombarda o la Fundación Serralves. Momentos únicos para disfrutar de una recomendable escapada. 

LISBOA, fascinante joya en sí misma

LISBOA, fascinante joya en sí misma

LISBOA. El famoso tranvía número 28 y el Monumento a los Descubrimientos

LISBOA. El famoso tranvía número 28 y el Monumento a los Descubrimientos

Lisboa, es para disfrutarla sin prisas, para darte un paseo y saborear la nostalgia de sus barrios forrados de azulejos preciosos, tranvías que te trasladan al pasado y gente con ¡muy buen rollo!

Nada más llegar sabes que es una ciudad que la vas a disfrutar. Desde sus históricos cafetines hasta sus coloridas casas. Tiene infinidad de miradores, como el de Santa Lucía, desde donde se pueden contemplar sus preciosos y numerosos barrios. 

No es fácil visitarla caminando ya que tiene muchas subidas y bajadas, por lo que es recomendable recorrerla desde alguno de sus tranvías que están circulando en Lisboa desde 1930. Si coges el famoso número 28, desde el centro, es lo más turístico que puedes hacer y lo vas a disfrutar muchísimo. 

Uno de estos preciosos barrios es el de Belém. Lugar donde podrás contemplar dos maravillas arquitectónicas del estilo manuelino y portugués.

La primera maravilla es el Monasterio de los Jerónimos, del año 1501. Es de los edificios que más pronto verás cuando montas en el tranvía desde el centro de la ciudad. Este edificio guarda un imponente exterior que compite con su impactante interior. 

La otra maravilla es la famosa Torre de Belém. Declarada Patrimonio de la Humanidad y construida en 1516, para defender la ciudad desde el río. Está formada por una torre y un baluarte. Ha sido utilizada como torre de vigilancia militar, como prisión y faro. Ahora es un monumento histórico que parece flotar en el agua. Un sitio ideal para disfrutar de un hermoso atardecer junto al río Tajo. 

Paseando desde la Torre de Belem, muy cerca te encuentras el Monumento a los Descubrimientos, construido en homenaje a todos los navegantes portugueses que partieron a históricas expediciones hacia tierras desconocidas. 

LISBOA. Torre de Belém

LISBOA. Torre de Belém

Te resumo los rincones más especiales de Lisboa, aparte del ya mencionado Barrio de Belém.

  1. Castillo de San Jorge. Es el mejor mirador de la capital
  2. Alfama. Llena de terrazas, cafés y confiterías. No puedes perderte la Catedral y el Teatro Romano.
  3. Baixa. La zona más llana. Su plaza del Rossio nunca está vacía
  4. Barrio Alto. Activo barrio bohemio donde sus principales atractivos son la Iglesia del Carmo y el barrio del Chiado. De día lo inundan los comercios y durante la noche abundan los locales donde se escucha el fado.

Los puentes Vasco de Gama y 25 de abril cruzan el Tajo y te depositan en Lisboa. Una de las capitales más especiales de Europa, desprende placidez y armonía, opciones y contrastes. Puede ser el lugar más tradicional donde te ofrecen bordados y jabones, hasta el diseño más atrevido, moderno y refinado.

ESTORIL. Ciudad de reyes, espías y casinos.

ESTORIL. Ciudad de reyes, espías y casinos.

La pequeña localidad de Estoril, a 20 minutos de Lisboa, cuenta con edificios emblemáticos de los años 30 del siglo pasado, que emanan esencia de misterio e historia. 

En el Hotel Palácio, con sus lujosas estancias, se alojaron duques, reyes y magnates. Pero también se reunían espías de la Segunda Guerra Mundial, aprovechando la neutralidad de Portugal en el conflicto. Se cree que algunos accedían desde el hotel a puntos escondidos de la costa a través de túneles, donde embarcaban para abandonar el país.

Cerca del hotel, se encuentra la Pastelería Garrett, abierta desde 1934, con una clientela de clase alta. Su pastel más famoso es el bolo do rei (parecido al roscón de reyes español), el preferido de Ian Fleming, famoso por sus novelas de James Bond.

No te puedes ir de la ciudad sin visitar el gran Casino de Estoril. Abierto desde 1931, siempre con un ambiente exclusivo, es el más grande de Europa y en el que más grandes fortunas se han perdido y ganado. 

Jardines de Estoril

Jardines de Estoril

Frente al Casino hay unos jardines donde se llevan a cabo diferentes tipos de eventos. Son jardines con una gran extensión de césped para tomar el sol o practicar actividades al aire libre.

El Castillo de Estoril o Chalet Barros es un edificio del s. XVII, que aparece como cara publicitaria en las fotos y postales de Estoril. Su apariencia recuerda a los castillos medievales.

La popular playa de Tamariz se encuentra frente al Casino y a los pies del Castillo medieval. Es una playa muy conocida y frecuentada, de ambiente tranquilo, fina arena, con bares y chiringuitos alrededor, donde poder disfrutar del mar.

Si paseas por las calles de Estoril te encuentras chalets de lujo y mansiones. En los barrios de Sao Pedro y  Sao Joao, hay fortalezas frente al mar, que solo pueden ser vistas desde el exterior. Otro lugar muy bonito son las cuevas artificiales de Alapraia, una necrópolis neolítica.

CASCAIS, tranquilidad y buena vida

CASCAIS, tranquilidad y buena vida

Cascais es una ciudad tranquila. Un lugar vacacional que rebosa vida en verano y parece dormir, mecida por las olas, el resto del año.

Su centro histórico invita al paseo por calles peatonales adoquinadas, llenas de palacios y mansiones del siglo XVIII, cuando Cascais fue elegida por la familia real como lugar de veraneo.

En su playa de los Pescadores, está la heladería Santini, donde saborear alguno de sus helados te trasladan al Olimpo de los sabores. 

Desde el centro de Cascais y dando un agradable paseo, se llega a la Boca del Infierno. Un conjunto de afiladas e irregulares rocas, donde el mal golpea con toda su fuerza, dando lugar a un impactante espectáculo para los sentidos. 

Un poco más adelante, está la Playa de Guincho, perfecto lugar para disfrutar del sol. Es una bellísima reserva natural formada por dunas pobladas de verdes arbustos. 

SINTRA. Palacio Da Pena y Castillo de los Moros

SINTRA. Palacio Da Pena y Castillo de los Moros

A tan solo a media hora en coche, Sintra, tiene encanto propio, que queda grabado en la retina del viajero que la visita. Es una ciudad muy pequeña y agradable para recorrer a pie, que hay que visitar una vez en la vida. 

Declarada Patrimonio de la Humanidad, atesora un rico patrimonio arquitectónico y está rodeada de bosques frondosos, que dan un respiro natural. Desde hace muchos siglos esta ciudad ha sido elegida lugar de veraneo por la realeza, por su clima suave y las buenas condiciones de caza. 

El primer lugar que visitamos con nuestros grupos es el mágico Palacio da Pena, un castillo de cuento de hadas, símbolo estético de Sintra, con un paisaje de ensueño. 

Lo mandó construir el rey Fernando II de Portugal, en el siglo XIX, como regalo de boda a su esposa. Es una mezcla de hasta 5 estilos arquitectónicos, desde el mozárabe al gótico. Se conserva todo el mobiliario y objetos. Es un lugar muy exótico y exuberante. Sus colores van desde el azul, el amarillo y el rojo. Está rodeado de un hermoso jardín inglés, de más de quinientas especies de árboles procedentes de todo el mundo. Sin lugar a dudas un sitio para perderse unas horas, disfrutando de cada detalle.

¡Todo un mundo de fantasía! 

Llegar al centro histórico es ver el Palacio Nacional con sus dos chimeneas de 30 metros de altura. Un edificio blanco inmaculado, de estilo manuelino, en contraste con las callejuelas estrechas y adoquinadas que lo rodean, repletas de bares, restaurantes y tiendas de artesanía. Es el único palacio medieval que se conserva en todo Portugal. Fue residencia de verano de los monarcas lusos durante siglos. 

Otro lugar que nos regala unas magníficas vistas es el Castillo de los Moros, recuerdo de batallas entre moros y cristianos. Desde sus almenas se ve toda la ciudad de Sintra y el océano Atlántico. Fue construido por los árabes en el siglo IX como fortaleza defensiva. El Rey Fernado II lo convirtió en un bonito parque como complemento a los jardines del Palacio da Pena. 

Y por último, decirte que un recorrido por los jardines colgantes de la Quinta da Regaleira es atravesar otro mundo, un edén repleto de misterios. Están llenos de rincones y pasajes secretos que esconden historias mitológicas, de masonería y alquimia. 

No te irás de Sintra sin probar su dulce típico, las queijadas, parecido al mazapán y está delicioso.

Nuestro clientes en COIMBRA, ciudad universitaria y antiguo reino medieval

Nuestro clientes en COIMBRA, ciudad universitaria y antiguo reino medieval

Coimbra, es una de las ciudades con más historia y cultura de Portugal. Fue capital del país en siglos pasados. Ahora es la ciudad con la universidad más antigua de Portugal y una de las primeras de toda Europa. Miles de estudiantes llegan cada año de diferentes países.

Coimbra es hermosamente decadente, como toda gran ciudad de Portugal. Decadente en un sentido poético, porque las paredes despintadas le dan un aire vintage, algo distinto que la hacen muy hermosa.

Cuenta con monumentos tan destacados como el fantástico Monasterio de Santa Cruz, en una de las principales plazas de esta ciudad, la Plaza 8 de mayo. 

El centro histórico, se extiende alrededor de una colina y abundan las calles empinadas. Empezando por la popular Plaza del Comercio, donde se encuentran las iglesias de Sao Bartolomeu y de Sao Tiago, donde puedes perderte por sus callejuelas estrechas rodeadas de edificios históricos e ir encontrando los rincones más encantadores que no los encuentras en ninguna guía. 

El Jardín Botánico, al lado del Acueducto de San Sebastián, es otro lugar de Coimbra con mucho encanto. Del siglo XVI, este espacio verde arbolado sirve para desconectar, paseando por sus bonitos senderos y magníficas fuentes. 

ÓBIDOS, la ciudad amurallada con color medieval. Parte del grupo posando

ÓBIDOS, la ciudad amurallada con color medieval. Parte del grupo posando

Desde Oporto a Lisboa, siempre hacemos una paradita en Óbidos, porque ¡merece tanto la pena visitar esta villa!

Es un pueblo tradicional amurallado, ejemplo perfecto y bellísimo de casco medieval, rodeado de murallas que se conservan en su integridad, con sus puertas, torreones, y su castillo al fondo.  Con calles empedradas y casas pintadas de blanco y azul, con tejados rojos, donde parece que el tiempo se ha detenido. Plantas sobresaliendo de los muros, enredadas en los caminos de adoquines. Flores de todos los colores.

Ir a Óbidos significa pasear por la Rúa Direita, la Porta da Vila y el Castelo, subir y bajar por calles perpendiculares, parar en la iglesia de Santa María para descubrir sus azulejos antiguos y sus hermosas pinturas. Detenerse y caer en la tentación de degustar algún chupito de licor de cereza y luego comerte el vasito de chocolate. Descubrir la cantidad de tiendas y acogedores bares con terraza, para aprovechar el buen tiempo y dejar escapar la sonrisa de la satisfacción.

Óbidos tiene todo para ser uno de esos rincones mágicos en el mundo. 

Es de una hermosura deslumbrante, siempre que volvemos con nuestros grupos hay algo nuevo por descubrir.

FÁTIMA, una ciudad religiosa. Nuestro grupo visitando el Santuario de la Virgen de Fátima

FÁTIMA, una ciudad religiosa. Nuestro grupo visitando el Santuario de la Virgen de Fátima

En Fátima, en 1912, tres pastorcitos vieron a la Virgen María. Puede que no seas católico o que no creas, pero te aseguro que la atmósfera espiritual de este sitio te impresionará mucho. Se respira paz, tranquilidad, felicidad y agradecimiento. 

A diario, llegan miles de peregrinos a pie. Cuando ven la estatua de Nuestra Señora, muchos lloran de emoción. Es un sitio de peregrinación de los más importantes de Europa. 

El Santuario de Fátima es muy bello, tiene una inmensa plaza enmarcada por un moderno crucifijo de Jesucristo de 27 m de altura, un rosario igual de grande, la imponente Basílica de Nuestra Señora y la Capilla de las Apariciones. Todo hermoso y moderno. 

Se puede visitar en cualquier día del año, pero las peregrinaciones más importantes son de mayo a octubre. El 13 de mayo es el día más importante de peregrinación al Santuario. 

La Capilla de las Apariciones es el primer lugar de adoración y fue construido como promesa que los niños pastores hicieron a la Virgen.

 La Antigua capilla se ha renovado y modernizado, donde te puedes sentar a orar. Es aquí donde está la estatua de Nuestra Señora de Fátima, justo en el lugar exacto de su aparición. Impresiona ver la cantidad de peregrinos que visitan esta capilla a diario y sus emociones tan efusivas.

AVEIRO, la Venecia portuguesa

AVEIRO, la Venecia portuguesa

A unos 70 kilómetros de Oporto se encuentra Aveiro, conocida popularmente como la Venecia portuguesa. 

Se puede recorrer en una mañana, ya que lo más pintoresco se encuentra a orillas de la ría que atraviesa en canales la ciudad. Esta ría de Aveiro son las aguas del Océano Atlántico y junto a sus canales se suceden casas de diferentes formas y una explosión de color en cada una de ellas. 

AVEIRO. ¡Sus casitas para morir de amor!

AVEIRO. ¡Sus casitas para morir de amor!

Se pueden ver sus canales principales, como el Canal Central, el Dos Botiroes o el Canal de San Roque.

También se puede dar un paseo en los “barcos moliceiros” muy parecidos a las góndolas venecianas.

Y si dispones de tiempo, pasar un ratito en su playa de Costa Nova. Tiene un faro súper chulo, el Faro de Aveiro, desde donde se pueden ver preciosos atardeceres.

BATALHA, el lugar donde Portugal consiguió su independencia.

BATALHA, el lugar donde Portugal consiguió su independencia.

Batalha es una ciudad pequeña y tranquila, escenario de la batalla más importante de Portugal, la Batalha de Aljubarrota en 1385. Esta batalla dio a Portugal su independencia de España y en honor a este hecho, el rey Juan I construyó el Monasterio de Batalha, como promesa a la Virgen antes de la batalla. 

Este impresionante monasterio debe estar entre los primeros puestos de los lugares históricos que visitar en Portugal, puesto que es una obra maestra del gótico portugués.

Una construcción que se prolonga durante 200 años, bajo el reinado de siete reyes y numerosos maestros de obra. Debido a esto, se pueden observar mezclas de estilos arquitectónicos. Es declarado Monumento Nacional y Patrimonio de la Humanidad.

La vista exterior impresiona por la mezcla grandiosa y delicada de multitud de pináculos, contrafuertes, balaustradas y ventanas. Construido todo en piedra caliza, ha ido adquiriendo con el paso del tiempo un tono entre rosado y dorado. Tiene una enorme explanada desde donde puedes verlo y recrearte en su diseño. 

NAZARÉ, el pueblo de las olas y el pescado

NAZARÉ, el pueblo de las olas y el pescado

Nazaré, es un pintoresco pueblo con una inmensa playa de más de un kilómetro de longitud, con un largo paseo y siempre agitada con grandes olas, por esto, atrae a miles de surfistas de todo el mundo.

En esta bonita playa, se encuentran las tradicionales tiendas privadas de rayas verticales de colores para alquilar y en su paseo verás muchas mujeres vendiendo pescado secado al sol en redes, a muy buen precio. 

Su gastronomía se basa en el pescado y el marisco. Si te pierdes por sus callejuelas y te dejas llevar por el olfato, encontrarás un buen restaurante de los cientos que hay, con precios muy baratos y platos muy bien preparados. Muchos de estos restaurantes tienen cocinas de braseros en la calle donde preparan los pescados. 

El clima es suave y cálido en verano, pero las aguas del Atlántico son frías y peligrosas por lo que complican el baño. Es un pueblo con un ambiente muy divertido, con turistas de toda Europa. Hay un montón de lugares donde comer, tiendas de recuerdos y mucho comercio local a buen precio. 

Una visita obligada es la zona alta de la ciudad, a la que se puede acceder por un camino o por el funicular. Desde arriba las vistas son preciosas. 

En esta parte alta, se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de Nazaré. Se puede acceder al Faro de Nazaré y al Fuerte de San Miguel, desde donde se puede bajar a la Playa del Norte, que es espectacular, ya que es totalmente salvaje, sin edificaciones y casi sin gente. 

ALCOBACA, una de las maravillas de Portugal

ALCOBACA, una de las maravillas de Portugal

Alcobaca, es Patrimonio de la Humanidad y una de las ciudades más especiales de Portugal. 

Su historia remonta al comienzo de la nación, la arquitectura sin igual de su Monasterio, su paisaje fantástico, los dulces envidiables y cuna de una de las más grandiosas y bellas historias de amor de Portugal.

Su monasterio es enorme y muy bien conservado. Es la primera abadía gótica construida en Portugal en el siglo XII y la visita se centra en la iglesia, el claustro, la cocina, las salas capitulares y los dormitorios de los monjes y de lectura.

Dentro de la iglesia están los mausoleos de mármol del infante don Pedro I y Doña Inés de Castro, que fueron protagonistas de un amor mezclado de historia y leyenda. 

Don Pedro de Portugal casado con doña Constanza de Castilla se enamoró de la dama de honor de su esposa, doña Inés de Castro. Cuando Constanza murió, Pedro e Inés se reunieron en Coimbra para vivir su amor. Pero la nobleza y el rey Alfonso IV, no aprobaron la relación y mandaron asesinar a Inés. Cuando el rey murió y don Pedro accedió al trono, mandó exhumar el cuerpo de Inés y ordenó que recibiera los honores de reina, posteriormente mandó ejecutar a sus asesinos. 

Costa de Lisboa, panorámica desde uno de sus bonitos miradores

Costa de Lisboa, panorámica desde uno de sus bonitos miradores

¿Por qué tienes que visitar Portugal?

Por su gente: Los portugueses nos adoran, siempre tienen buena cara para nosotros y nos acogen en cada visita. Son súper amables y encantadores. ¡Eso te gustará mucho! 

Por su gastronomía: Su arroz con pescado, el marisco, su bacalao y la Franceshina, están deliciosos. ¡Te encantarán!

Por sus playas vírgenes: La explotación turística en Portugal es muchísimo menor que en España, por lo que puedes encontrar playas salvajes con muchos kilómetros sin gente ni edificaciones.

Por sus ciudades: Porque las ciudades de Portugal molan mucho. Sus tranvías, sus monumentos y sus enormes plazas te cautivarán.

Por sus pasteles: Un pastel portugués merece una, dos y hasta 100 visitas más. Los hay por todo Portugal, en multitud de tiendas y pastelerías. Pero los más genuinos los encontrarás en el barrio de Belém en Lisboa. Sabrás donde por las largas colas en la puerta del establecimiento.

Por sus puestas de sol: Ver desde algún mirador o faro, como el sol se esconde en el Océano Atlántico, es un espectáculo que hasta que no lo veas no te lo puedes imaginar.

Pareja de nuestro grupo disfrutando en Portugal

Pareja de nuestro grupo disfrutando en Portugal

Como puedes ver Portugal es un lugar que me encanta, que está cerca y es un auténtico paraíso.

Me quedan muchos lugares por visitar del país vecino, pero volveremos con muchos grupos y muchas ganas de descubrir nuevos secretos. 

Te lo recomiendo 100%, porque no te imaginas todo lo que se puede disfrutar en este país.

Seguro que ahora tienes más motivos para querer visitar Portugal.