VIAJAR A ASTURIAS, UN ARCO IRIS DE COLORES.

VIAJAR A ASTURIAS, UN ARCO IRIS DE COLORES.

Asturias enamora.

Asturias enamora.

Asturias es el mayor ejemplo de belleza natural. Es paisaje de aguas limpias, de prados verdes, montañas nevadas, mañanas de pajarillos y de gente cálida.

Estoy enamorada de Asturias, he ido dos veces y cada vez me ha enamorado más. Sé que a vosotros también, por eso quiero contaros los 9 lugares únicos que no os podéis perder en vuestra próxima escapada a esta tierra de ensueño.

Entre tanto rincón bonito, elegir solo nueve es muy difícil, además estoy segura que me he dejado algunos que os parecerán imprescindibles, pero es un buen punto de partida para ir por primera vez o repetir de nuevo. Así que os invito a seguir leyendo, tomar nota y descubrir conmigo un poco de este Principado. NUESTRO VIAJE JUNTOS A ASTURIAS EMPIEZA AHORA.

CANGAS DE ONÍS, uno de los pueblos más bonitos que ver en Asturias.

CANGAS DE ONÍS, uno de los pueblos más bonitos que ver en Asturias.

Empezamos nuestro recorrido con Cangas de Onís, el pueblo más cercano a los Lagos de Covadonga y también el punto de origen del famoso Descenso del Sella, que termina en la localidad de Ribadesella. Este descenso lo he hecho dos veces y lo he disfrutado al máximo. 

Cangas es parada obligatoria, para admirar y pasear por su casco histórico. La historia de este precioso pueblo se remonta al Paleolítico, por lo que no es extraño encontrar por la zona restos de esa época.

Destaca su Puente Romano, se construyó en la Edad Media, tiene forma de doble pendiente, con tres arcos, el central más grande que los otros, desde donde cuelga una bonita Virgen de la Victoria. 

LAGOS DE COVADONGA. Maravilla para visitar en Asturias.

LAGOS DE COVADONGA. Maravilla para visitar en Asturias.

A 12 km de la Basílica de Covadonga están Los Lagos. Su entorno es uno de esos lugares que cuando estás allí no quieres irte, y por supuesto, volverás. Es un espacio inolvidable que te deja huella. 

El conjunto está formado por tres lagos de origen glacial: El Lago Enol, es el más grande con sus impresionantes cumbres, bajo sus aguas descansa una réplica de la Virgen de Covadonga. Lago Ercina, con sus eternos neveros y el Lago Bricial, que sólo tiene agua en la época del deshielo.

Esta zona es de la más visitada de Asturias, tiene fácil acceso en autobús y la subida va regalando paisajes que nos dejarán impresionados. Se podrá ver ganado asturiano en su hábitat natural y tal vez algún buitre asome en el horizonte.

Una vez arriba se disfruta muchísimo del paseo por los lagos, de las vistas de los miradores y de la naturaleza tan bonita de este trocito de paraíso. Un concierto para los sentidos que no has visto jamás.

BASÍLICA DE COVADONGA Y LA SANTA CUEVA. Más cerca del Cielo

BASÍLICA DE COVADONGA Y LA SANTA CUEVA. Más cerca del Cielo

La Basílica de Covadonga es una “catedral” en plena naturaleza y ofrece una vistas privilegiadas de todo el entorno. Es de estilo románico, está construida en piedra caliza rosa, en lo alto de un cerro y cuando vas subiendo al Real Sitio da la sensación de que sus torres acarician el cielo con sus puntas afiladas.

La Santa Cueva de Covadonga es una capilla elevada en una gruta, donde se venera a la Patrona de Asturias , “la santina” desde hace 1.300 años. Cuenta la leyenda que este fue el lugar donde se escondieron Don Pelayo y sus tropas en el año 722, cuando derrotó a los musulmanes e inició la Reconquista. Allí permanecen enterrados Don Pelayo y Alfonso I. Debajo de la capilla hay una cascada conocida como El Chorrón.

TAZONES, antigua aldea de pescadores

TAZONES, antigua aldea de pescadores

Tazones fue un destacado puerto ballenero, desde hace 5 siglos sigue conservando su encanto marinero. Cuenta la leyenda que su nombre viene de cuando desembarcó el Rey Carlos I en esta villa y fue obsequiado con unos tazones de leche.

Se construyó mirando al mar. La pintoresca aldea se extiende en torno al puerto y a la playa. Sus casas bajitas con colores vivos y sus calles empedradas, forman esta singular población que asciende por los verdes montes que bordean la costa.

Destaca su exquisita gastronomía y la belleza de su interior, con algunos hórreos, la peculiar “Casa de las Conchas”, forrada con detalles del mar, la Iglesia de S. Roque, su bonita playa, su pintoresco puerto y su propio Faro. 

Todos los rincones de Tazones tienen encanto.

RIBADESELLA, pueblo bonito de Asturias

RIBADESELLA, pueblo bonito de Asturias

Ribadesella, a los pies del Parque Nacional de los Picos de Europa, es una bella ciudad conocida en todo el mundo por su fiesta de las Piraguas, aquí termina el Descenso del Río Sella.

Es la combinación perfecta de mar y montaña, agua con intensa vegetación, larga historia y leyendas. Su belleza natural es indiscutible, con sus espectaculares acantilados, caudalosos ríos y sus playas naturales, como la de Santa Marina o la Atalaya. 

Es un pueblo bien cuidado, con un amplio paseo marítimo. Su patrimonio histórico y artístico hacen de este rincón asturiano un enclave paisajístico digno de visitar. Desde su arquitectura indiana popular, con amplios balcones de madera, hasta su paisaje natural formado por la intensa vegetación de sus montañas de alrededor, donde el río Sella, la ría y el mar confluyen en un mismo lugar.

Sus excelentes pescados, la boroña preñada, el rollo de bonito, el pantrucu... hacen de su gastronomía, como toda la asturiana, una delicia para nuestro paladar. 

LLANES, entre el mar, la montaña y el cine.

LLANES, entre el mar, la montaña y el cine.

Llanes tiene un encanto muy especial que no deja indiferente. Limita con el mar Cantábrico y las vistas desde el espigón son espectaculares, muestra toda la abrupta costa en contraste con las crestas de la Sierra de Cuera, que abraza protectora a esta villa.

Pasear por este pueblo pesquero es recordar la lucha de los marineros con la fuerza del mar. En sus calles contrastan las humildes fachadas de pescadores, con las de auténticas mansiones. Muchas de ellas son ahora sidrerías o restaurantes que invitan a probar la estupenda gastronomía asturiana. En su casco antiguo, destaca la Basílica de Santa María del Concejo, de estilo gótico, ya que es muy diferente a las demás que puedas visitar.

En la entrada del puerto se encuentra una bonita obra: Los Cubos de la Memoria. Son bloques de hormigón pintados por Agustín Ibarrola, con distintos dibujos que muestran la memoria del pueblo asturiano.

El paseo de San Pedro es precioso, sirve de atalaya entre la villa y el mar. Da una vista completa del pueblo, pudiendo ver la playa y todo el casco antiguo medieval de Llanes. En este mirador se rodaron escenas de la película Historia de un beso, de José Luis Garci.

En la salida de Llanes, dirección Santander, se encuentra una mansión construida por Indianos, utilizada en la película El Orfanato cuya protagonista es Belén Rueda. Aunque está cerrada al público, son muchos los curiosos que se acercan a ella para recordar escenas de la premiada película. 

CUDILLERO, un anfiteatro al aire libre

CUDILLERO, un anfiteatro al aire libre

Cudillero tiene sus casas construidas entre las laderas de tres montañas que lo rodean. Sus calles empedradas y estrechas, sus casitas de colores, sus playas de arena blanca y su importante puerto pesquero, invitan a desconectar, a dar un paseo y degustar su pescado fresco. Está considerado uno de los pueblos más bonitos de Asturias. 

En su Plaza de la Marina da la sensación de descubrir un auténtico anfiteatro como pueblo, las casas de colores son los palcos y la plaza el escenario. Está declarado como Conjunto Histórico Artístico.

Cudillero creció en torno al mar y sigue siendo un pueblecito marinero, donde la pesca sigue siendo su principal recurso. Su puerto abastece a muchísimos restaurantes de España. 

En el pueblo aún se conserva la tradición del secado de determinados pescados colgados en las casas. Era una antigua costumbre de almacenar alimentos para las épocas que no se podía salir a pescar. Hoy no ocurre eso, pero se continúa haciendo y merece la pena. 

OVIEDO, donde se vive bien y se come mejor.

OVIEDO, donde se vive bien y se come mejor.

Ya lo dijo Woody Allen cuando en el 2002 la pisó por primera vez: Oviedo es una ciudad deliciosa, exótica, bella, limpia, agradable, tranquila… es como si no perteneciera a este mundo, como si no existiera… Oviedo es como un cuento de hadas.

Es una ciudad pequeña, pero tiene infinidad de lugares para conocer, donde se pasarán las horas volando. Rebosa arte por los cuatro costados. Desde el prerrománico declarado Patrimonio de la Humanidad, hasta la gótica Catedral del Salvador o el moderno centro de la ciudad.

Es capital del Principado de Asturias, está considerada como una de las mejores ciudades de España y una de las de mayor calidad de vida de Europa. Ha recibido premios por su impecable limpieza, como La Escoba de Plata y Oro.

Entre sus lugares más emblemáticos, destacan la Plaza de la Escandalera, el Parque de San Francisco, La Catedral de Oviedo, la estatua de la Regenta, el Museo de Bellas Artes de Asturias, la Plaza del Fontán… esta última situada entre soportales, que se convierte en un lugar perfecto para probar lo mejor de la gastronomía asturiana.

GIJÓN, capital de la costa verde y la Sidra

GIJÓN, capital de la costa verde y la Sidra

Y termino mi recorrido en Gijón.

Cuando visité Gijón me quité esa espinita clavada, ya que la anterior visita a Asturias no pude ir. Así que esas ganas se diluyeron en las aguas del mar que abrazan la ciudad, en su casco antiguo que guarda memoria, entre cachopos, bocartes y sidra. 

Gijón vive mirando al mar Cantábrico. Un mar que acaricia y golpea sus costas, que ha marcado su historia durante más de 5.000 años y que la ha regalado multitud de playas, algunas escondidas entre acantilados, pero ninguna se escapa de ser hermosa. La más bonita es la de San Lorenzo, en forma de concha y con un paseo marítimo de casi tres km. En ella se practica surf y se encuentra la Escalonera, una construcción parecida a la proa de un barco.

Existe un rincón especial en Gijón, es el antiguo barrio de pescadores, marisqueras y cigarreras llamado Cimavilla. Está en un cerro, cargado de historias marineras y de plazuelas donde corre la sidra. Entre sus rincones se encuentran la Iglesia Mayor de San Pedro, cerca de las Termas Romanas, el Palacio de Revillagigedo, la Plaza Mayor, el Museo Casa Natal de Jovellanos y la Torre del Reloj.

Visitar un Lagar, es una delicia, poder comprobar que la sidra en Gijón y en toda Asturias es mucho más que una bebida, es un símbolo de identidad. Es la excusa perfecta para compartir momentos entre culín y culín. 

Brindemos por el próximo viaje a Asturias todos juntos.

Brindemos por el próximo viaje a Asturias todos juntos.

He tenido ocasión de poder organizar muchos viajes en grupo para que disfruten de sus vacaciones en Asturias. Todos han venido súper ilusionados, contentísimos y con ganas de volver. Así que volveremos tantas veces como vosotros queráis. 

Me han quedado muchos sitios que enseñaros de esta tierra, pero así tenemos excusa para volver más veces… MUCHAS MÁS

QUE NUNCA NOS FALTEN MOTIVOS PARA VIAJAR.

QUE NUNCA NOS FALTEN MOTIVOS PARA VIAJAR.